Estrias tras el embarazo

Estrias tras el embarazo

Las estrías son algo genético y difíciles de evitar en casos como el embarazo. La piel se estira hasta tales extremos que cuando de repente damos a luz, se ve obligada a readaptarse muy rápido a la nueva situación. Es entonces cuando aparecen las estrías.

Son algo que aceptamos como un hecho. O tenemos la piel elástica o no. Si tenemos la suerte de tener una piel elástica no tendremos estrías ¿verdad? Incorrecto. Por supuesto, hay algo que se puede hacer contra las estrías… es decir, sí se puede cambiar la elasticidad de la piel. ¿Cómo lo hacemos?

1# Gelatina contra las estrías

La gelatina es una gran manera de prevenir las estrías. La formación de colágeno es esencial para mejorar la elasticidad de tu piel. Con el fin de aumentar la formación de colágeno podemos comer gelatina.

La gelatina no sólo ayuda a mejorar la elasticidad de la piel, sino que también tiene muchos otros beneficios como: mejorar la curación, dar calidad a nuestras horas de sueño, mejorar la sensibilidad a la insulina, combatir el daño de los radicales libres, promover la salud digestiva y reducir la inflamación intestinal y el dolor articular.

2# Hidratación

Mantén tu cuerpo hidratado. Durante el embarazo el volumen de sangre aumenta y construye un enorme saco de agua para que pueda vivir tu bebé. Tu cuerpo necesita más hidratación. Tu piel también necesita hidratarse, para una elasticidad óptima. Se recomiendan entre 8 y 12 vasos de agua al día. Sin embargo, presta atención a cuando te sientas deshidratada. Los labios secos o la sequedad de garganta es un signo seguro de deshidratación. El cansancio, los dolores de cabeza o la falta de concentración pueden ser también una señal de que estás deshidratada.

3# Aceite de coco

El aceite de coco contiene ácidos grasos saturados, que se basan principalmente en los ácidos grasos de cadena media. Estos tipos de ácidos grasos no se oxidan fácilmente, y debido a esto nos protegen del daño ocasionado por los radicales libres dañinos. Por otro lado, los ácidos grasos poliinsaturados se oxidan fácilmente y, por lo tanto, son más propensos a permitir que los radicales libres nos dañen. Esto aplica tanto a los aceites que consumimos como a los aceites que aplicamos en nuestra epidermis.

El aceite de coco se puede aplicar fácilmente por vía tópica. Lo mejor es aplicarlo después de una ducha para mantener la humedad de la piel.

4# La vitamina C

El cuerpo utiliza la vitamina C para formar el colágeno y el cartílago. La vitamina C también es muy eficaz para reducir los radicales libres. Los radicales libres consumen colágeno y elastina. Lo mejor es tomar vitamina C mediante un alimento natural, en lugar de a través de un suplemento. Los alimentos ricos en vitamina C incluyen pimientos rojos y verdes, guayaba, col rizada, hojas de perejil, nabos y brócoli.

5# Zinc

La deficiencia de zinc es una de las razones por la que muchas personas son propensas a tener estrías. El zinc es un mineral natural y uno de los más abundantes que tenemos en el cuerpo. El zinc también se utiliza en la producción de colágeno y contiene propiedades antioxidantes.

Podemos encontrarlo en abundancia en el pollo, cordero, carne de res, huevos, nueces, legumbres y granos enteros.

6# Manteca de Karité o manteca de cacao

La manteca de karité y manteca de cacao son dos de los mejores emolientes que hay. Son ideales para mantener la piel hidratada. La manteca de cacao es una grasa natural que se extrae del grano del cacao. La manteca de karité se extrae de la nuez del árbol de karité. Los ácidos grasos se extraen de la cáscara nueces y estos funcionan mediante la estimulación del proceso de renovación de la piel. Una vez más la prevención también ayuda a reducir las estrías.

¿Qué trucos utilizaste tú en tu embarazo para prevenir las estrías?

GuardarGuardar

GuardarGuardar