Aprende a desmaquillarte

En muchas ocasiones pasamos por alto la importancia que tiene desmaquillarnos antes de irnos a la cama. De la misma manera que dedicamos un tiempo a ponernos guapas, es imprescindible llevar a cabo el mismo ritual para deshacernos de todo resto maquillaje que pueda quedar en nuestro rostro y cuello. No hacerlo tendrá como consecuencia un resentimiento en nuestra piel. Se mostrará menos luminosa, puede dar lugar a la aparición de granitos y espinillas e incluso puede desembocar en una aparición precoz de arrugas. Cuando nos desmaquillamos, además de eliminar los restos del maquillaje, también acabamos con las células muertas y otros agentes externos a los que estamos expuestos, tales como el polvo o la contaminación.

Ritual diario.

Aunque parezca una tarea tediosa, con unos cinco minutos al día tendrás un rostro limpio, luminoso y saludable. Veremos los pasos a llevar a cabo:

  1. Lo primero que haremos será lavarnos la cara con un jabón recomendable para el tipo de piel que tengamos. Resaltar la importancia de lavarnos la cara con jabón dos veces al día. Por la mañana, al despertarnos, y por la noche, antes de acostarnos.
  2. A continuación removeremos los restos de maquillaje aplicando suavemente un algodón que contenga agua miscelar. El agua miscelar es ideal para terminar de eliminar la suciedad y el maquillaje de nuestro rostro, ojos y cuello. Nosotros os aconsejamos el Agua Miscelar Beauty Purify, recomendada para todo tipo de pieles.
  3. El siguiente paso consiste en la aplicación de un tónico facial, que actuará eliminando los escasos restos que queden además de hidratar nuestra piel, evitando la aparición de granitos y dejando nuestros poros cerrados.
  4. Aplicamos Serum, que es una crema que hidrata la piel sin aportarle ni una pizca de grasa.
  5. Hacemos un inciso para recordaros que debemos tener en cuenta el cuello a la hora de remover el maquillaje para que la limpieza sea completa. Muchas veces nos centramos en el rostro y acabamos olvidándolo.
  6. Para aquellos casos en los que sea necesario, puede ser recomendable el uso de cremas hidratantes de noche o incluso de un contorno de ojos, cremas que se utilizan en cantidades muy pequeñas para no reblandecer la piel mientras dormimos. Os dejamos un enlace a nuestras cremas faciales.

Si llevas a cabo esto seis sencillos pasos a diario, te aseguramos que lucirás una piel luminosa y saludable. Compruébalo tu misma.