piel y frío

Protege tu piel del frío

Cómo proteger tu piel del frío

El aire del otoño e invierno puede ser devastador para la piel. Los vientos fuertes, las temperaturas frías y las calefacciones pueden hacer que la piel se agriete, se pele e, incluso, se enrojezca. Este invierno, prepara la piel con antelación y aléjate de los problemas de la piel del invierno antes de que sucedan. Los siguientes consejos te pueden ayudar a prevenir y tratar algunos de los problemas de la piel en estos meses fríos que se acercan.

1# Hidrata tu cuerpo

El aire del invierno puede ser muy seco, por lo que es fácil deshidratarse sin ni siquiera saberlo. Consume mucho líquido para asegurar que tu piel se prepara de adentro hacia afuera. Si no estás seguro de qué beber ni cuándo, cualquier bebida a base de líquidos o alimentos que sean pura agua (sobre todo verduras y algunas fritas como la pera) te servirá. Eso sí, trata de evitar las bebidas azucaradas como los refrescos comerciales.

Bebe varios vasos grandes de agua durante el día y no tendrás que preocuparte de la deshidratación.

2# Hidrata tu piel correctamente

Cuidado, porque muchas cremas hidratantes comunes que se venden en las tiendas en realidad tienen un efecto de sequedad en la piel. Si el ingrediente principal es el agua en las cremas hidratantes, en realidad esto secará la piel (pues el viento seca el agua), lo cual puede empeorar los problemas cutáneos del frío. En lugar de crema hidratante tradicional, busca cremas y humectantes a base de aceite, pues éstas crearán una barrera entre la piel y el aire exterior. El aceite de coco y el de oliva son los dos ingredientes clave, en este sentido, para cremas hidratantes eficaces y son seguros para la mayoría de tipos de piel.

3# Abrígate bien

El aire frío o muy frío es perjudicial para la piel, por lo que mantén tu piel lejos de éste tanto como sea posible. Usa guantes, gorros y otras prendas de abrigo cuando salgas a la calle para proteger tu piel y evitar que ésta se agriete. Si vas a estar fuera durante largos períodos de tiempo, plantéate utilizar una máscara de esquí, que protegerá tu cara de los vientos fríos, la nieve y las heladas.

En próximas entradas os daremos más claves para protegener vuestra piel del frío. Permaneced atentas.