Esta es la primera entrada que dedicaremos al Peeling químico. Cuando nuestra piel no es lo que deseamos, intentamos encontrar vías para cambiarla. Para convertirla en lo que nos gustaría. Las manchas, las arrugas, las cicatrices que dejan los granitos y otros problemas estéticos hacen que en muchos casos deseemos tener una epidermis más uniforme, especialmente en la zona de la cara.


Los peeling químicos son para esto muy beneficiosos, pues nos ayudan a eliminar la piel superficial que es donde están todas estas imperfecciones, y dejan ver nuestra parte más lisita y uniforme del cutis.

Sin embargo, aun siendo este proceso beneficioso para lo que deseamos, también puede ser un peligro si no seguimos las recomendaciones adecuadas.

Qué debes hacer tras un peeling químico

  • Tratar tu piel con cuidado y suavidad. En lugar de utilizar toallitas en tu rostro, cámbiala por una opción más suave, como una toallita de bebé o una esponjita. La textura rugosa de una toalla convencional puede ser demasiado agresiva para una piel que ya está irritada.
  • Protégete del sol. De lo contrario, estarás exponiendo las células vulnerables y maduras de tu piel a los rayos del sol y estos pueden dañar gravemente tu piel. Aplica protector solar todos los días en cara y cuello. En el siguiente enlace os damos una serie de protectores solares 
  • Limita tu tiempo al aire libre para reducir la exposición al sol.
  • Utiliza productos relajantes que contengan manzanilla u otros ingredientes calmantes. Daremos comodidad a tu piel y reducir las rojeces.
  • Utilizar antioxidante. Puesto que la piel ha sido traumatizada, digamos, durante el peeling químico, la producción de radicales libres es alta. Suprime la actividad de estos radicales libres con una crema hidratante antioxidante adecuada.
  • Aclara tu piel. Dado que las exfoliaciones químicas pueden estimular la actividad de la melanina, nadie desea tener la piel demasiado oscura debido a la híper-pigmentación post-inflamatoria. Esto puede generar manchas oscuras post-peeling, muy comunes en las pieles que ya están luchando contra la decoloración de manchas).

Qué no debes hacer tras un peeling químico

  • Rascar tu piel. El propósito de un peeling químico es quemar la capa más externa y seca de la piel, las células de las capas dañadas. De esta manera, las nuevas células sanas de una nueva epidermis nos darían un aspecto más joven. Pero para conseguir esto, la capa externa debe desaparecer durante el peeling y esto es lo que a muchas personas no les convence de un peeling químico. Las sensaciones de picor pueden llevarnos a rascar la piel de nuestro rostro, con todas las lesiones que esto puede conllevar.
  • Hidratar excesivamente tu epidermis. El peeling puede generar sequedad, y por eso solemos volvernos locos con las cremas faciales. Esto, en realidad, debe evitarse. El propósito de un peeling químico es que esta piel se pele, para dar paso a piel nueva. Sobre hidratar la piel solo alargará el proceso de salida de la nueva piel, tardando así en llegar los resultados que queremos. Utiliza tu crema habitual una vez al día y será suficiente.
  • Exfoliar tu cutis. También es importante no eliminar la piel seca de nuestro rostro antes de tiempo. Esto debe seguir su proceso natural. Los exfoliantes faciales solo aportarían a nuestra piel una irritación adicional, y esto podría dar lugar a la aparición de nuevas cicatrices en la piel.
  • En conclusión, intenta no tocar demasiado tu cara, protege tu piel con cremas de protección solar, utiliza lociones con ingredientes calmantes y deja que el post peeling siga su curso de manera natural.

¿Te has sometido a un peeling químico? ¿Seguiste todos estos consejos y recomendaciones profesionales?

GuardarGuardar

GuardarGuardar