Conserva tu bronceado.

Conserva tu bronceado

foto por courtney-clayton

Es una pena, cuando volvemos a casa después de unos días de playa, montaña, piscina y mucho sol, que ese bonito bronceado, que nos hemos estado trabajando durante todo el verano, desaparezca así como así. Por arte de magia volvemos a la palidez invernal. ¡Qué deprimente es eso!

Pero no os alarméis. Os vamos a dar una serie de consejos para que vuestro preciado morenito dure un poco más. Algunos de ellos se recomiendan llevar a cabo durante la época estival. Tomad nota:

Una ducha fría.

Una piel expuesta al sol tiende a deshidratarse, por lo que está más débil. Para darle más hidratación os recomendamos que, después de tomar el sol, nos demos una ducha fría que tonificarán y revitalizarán la piel de forma que el bronceado durará más.

Bebe mucha agua.

Con el mismo objetivo de mantener la piel bien hidratada, es muy recomendable beber mucha agua. Así que lleva una botella de agua siempre contigo. Si eres de esa personas a las que le da pereza, tienes la opción de los tés fríos, los helados, los zumos naturales…

Alimentos y melanina.

Se recomienda el consumo de frutas y verduras frescas que favorezcan la secreción de melanina en la piel. Esta, además de metabolizar la luz solar, es la responsable de darnos ese color dorado tan bonito que alcanzamos tras exponernos a los rayos solares. Para prolongar dicho bronceado os recomendamos alimentos ricos en carotenos tales como la zanahoria, espinacas,  repollos,  melocotones o el kiwi, tomates y otras frutas ricas en vitamina C (naranjas, limones…)

Una vez pasado el verano, recomendamos el consumo de frutos secos que, en pequeñas cantidades diarias, son los aliados perfectos para mantener el color conseguido durante más tiempo.

Exfolia tu piel.

Es importante hacerlo antes, durante y después de la exposición Solar. Aproximadamente una vez por semana, ya que es importante eliminar los filtros solares que hemos aplicado anteriormente. Se debe realizar  suavemente, eliminando la piel muerta consiguiendo así que nuestra piel resplandezca más y así conserva tu bronceado.

Usa cremas hidratantes.

Una vez acabadas la vacaciones es importante continuar hidratando nuestra piel. Para ello podemos hacer uso de las cremas hidratantes y body milks para el cuerpo e, incluso, introducir algún serum para la cara. Su uso continuado hará que el bronceado tarde más en despedirse. En nuestra tienda tenemos la leche corporal Body 10 y nuestro serum blanqueador Vit Vit C+E. Os vendrán muy bien.

Si sigues todos estos consejos puede que llegues a navidad y te aun algo de color. Ya nos contaréis. Si tenéis algún truco o consejo para prolongar el bronceado, no dudes en compartirlo con nosotros en los comentarios.