Autobronceado.

Muchas son las dudas que nos asaltan cuando nos planteamos utilizar un auto bronceador en casa. Se acerca el buen tiempo y con la primavera apetece lucir un cuerpo bronceado. El problema es que muchas veces no podemos. La falta de tiempo o la mala climatología nos puede impedir que nos expongamos a los rayos solares.

Sin embargo, ahora podemos auto broncear nuestra piel en casa, sea o no época de verano.

A continuación te contamos una serie de consejos básicos para una correcta utilización de este tipo de productos.

En primer lugar hacer todo lo demás

Si necesitas hacerte la cera o la manicura, teñirte el pelo o depilarte tus piernas, hazlo siempre antes de aplicar cualquier autobronceador. Todos estos tratamientos pueden eliminar el efecto del autobronceador.

Exfóliate

El auto bronceador se suele hundir en la piel seca, dejando a su paso manchas oscuras. Exfolia tu piel para eliminar pieles muertas: céntrate en las zonas más rugosas como rodillas, codos, tobillos y talones. Para el rostro utiliza un limpiador con ácido glicólico o salicílico y un cepillo para la piel, para eliminar la piel más muerta y opaca. Evita cualquier cosa que contenga aceites, ya que deja tras de sí residuos que harán que el auto bronceador no quede bien.

Sécate bien

Este consejo parece demasiado obvio, lo sabemos. Pero si piensas auto broncearte después de la ducha, seca tu piel con una toalla y espera diez minutos hasta que tu epidermis esté seca al 100%.

Hidrata tu piel

Acabamos de hablar de secar la piel del agua de la ducha, pero lo cierto es que una piel seca por naturaleza tenderá a dejar feas manchas al aplicar el auto bronceador. Es por eso que debemos hidratar previamente con cremas nutritivas aquellas zonas de nuestra epidermis que resulten más secas. Este es el caso de los codos y las rodillas, por ejemplo.

¡Ya lo tenemos todo preparado! En la próxima entrada os seguiremos contando como llevar a cabo el autobronceado!

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar