El dilema de la depilación. La sociedad nos dice que tenemos que ir depilados e independientemente de lo que digan los demás, parece que nos sentimos más limpios y libres cuando nos hemos depilado.

Una cosa que temen muchas personas de la depilación con cera es la perspectiva de un inmenso dolor. Sin embargo, si lo hacemos adecuadamente y cuidamos nuestra piel antes y después de la depilación, el dolor puede verse bastante reducido.

A continuación te contamos qué consejos seguir para cuidar tu piel antes y después de la depilación con cera, para que ésta no se irrite en el proceso.

Consejos para antes de la depilación con cera

  • Si la zona donde vamos a hacernos la cera tiene bastante vello, lo ideal será recortarlo antes con unas tijeras. Piensa que hacerse la cera en una zona donde el vello es demasiado largo duele bastante.
  • Para evitar el dolor generalmente asociado con la depilación a la cera, podemos contemplar la posibilidad de utilizar un analgésico leve o anestesia en nuestra piel, rociándolo con mucha antelación.
  • Si es la primera vez que te haces la cera, plantéate ir a un centro profesional de estética. O por lo menos, pedir a un amigo que tenga cierta experiencia en este sentido para ayudarte. Evita hacerlo por tu cuenta.
  • Toma medidas de precaución antes de hacerte la cera teniendo en cuenta las diferentes partes del cuerpo, tales como brazos, axilas, vientre, piernas, cejas e incluso cara.

Consejos para después de la depilación con cera

Cuando nos depilamos con cera, intentaremos evitar durante las 24 y 48 horas siguientes y en la medida de lo posible:

  • Ducharnos o bañarnos con agua caliente.
  • Tomar el sol o broncearse.
  • Darnos un masaje.
  • Aplicar tratamientos térmicos (por ejemplo saunas, baño de vapor).
  • Aplicarnos desodorantes o perfumes.
  • Utilizar ropa muy ajustada.
  • Nadar en piscinas. Tengamos en cuenta que éstas tienen cloro y el cloro no beneficia en nada a nuestra piel después de depilarnos con cera.

Es importante que mantengamos limpias las áreas donde nos hayamos hecho la cera. Sin embargo:

  • No utilices esponjas comerciales para lavarte, pues pueden contener bacterias y esto dará lugar a que aparezcan los temidos granitos. Es preferible utilizar un paño limpio.
  • Podemos utilizar sal del Mar Muerto o geles de ducha anti-bacterianos para ducharnos, ya que pueden ayudar a prevenir infecciones.
  • Sin embargo, evitaremos el uso de sales del Mar Muerto en las primeras 24 horas después de la depilación, ya que puede causarnos una sensación de picazón en la piel.

Asegúrate de hidratar las zonas donde nos hacemos la cera regularmente. Puede ayudar a prevenir la aparición de pelos enquistados.

  • Podemos plantearnos usar una crema que contenga antisépticos naturales como el aloe vera, hamamelis o aceite de árbol de té.
  • Según muchos esteticistas, frotar la crema antiséptica en la zona depilada durante los tres días después de la depilación, puede aliviar y proteger la piel.
  • Si te has depilado con cera partes sensibles de tu cuerpo, asegúrate de que utilizas una crema suave que no va a irritar más esas áreas.
  • Os recomendamos la siguiente crema postdepilación

No exfolies tu piel inmediatamente después de la depilación. Deja un espacio de 3 días antes de iniciar el proceso.

  • La exfoliación te ayudará a mantenerte alejado de las células muertas de la piel. Éstas son propensas a obstruir la superficie de la epidermis y enquista el pelo.
  • Use un exfoliante suave y granulado. Un exfoliante áspero puede irritar la piel o doler al aplicarlo.

¿Qué consejos sigues tú cuando te depilas con cera? ¡Cuéntanos tu experiencia!

GuardarGuardar

GuardarGuardar