Embarazo y belleza

Queremos dedicar nuestra entrada semanal a aquellas mujeres que esperan un bebé o que acaban de ser madres. Vamos a hablar de maternidad y como repercute en nuestro cuerpo. Embarazo y belleza están relacionados.

Una de las cosas más importante a la hora de hablar del embarazo y de postparto es el tema de la piel, de cómo se ve muy comprometida desde el comienzo de la gestación, en el que empieza a crecer la barriga, hasta que nace el bebé. Pero no sólo es eso, la piel de nuestra cara cobra más sensibilidad, lo que puede producir irritaciones en ella. También es más sensible al sol, produciendo hiperpigmentación en determinadas zonas. La aparición de granitos debido al exceso de grasa es algo a tener en cuenta en fases más avanzadas de la gestación,  y  la caída del pelo es una posibilidad que se suele producir en algunos casos una vez que hemos parido.  Vamos a hablar de estos casos y de cómo enfrentarnos a ellos.

Crecimiento de la barriga.

Una de las consecuencias más evidentes en el embarazo es el crecimiento progresivo de la tripa y senos, sobretodo en las últimos meses de la gestación. Al aumentar el volumen de dichas zonas, se produce un estiramiento de la piel, lo que puede provocar roturas de las fibras epidérmicas dando lugar a las temidas estrías. Para evitar esto es muy importante mantener nuestra piel bien hidratada durante todo el embarazo.

Nosotros queremos recomendaros nuestra crema Body 10. Estrías Cream que previene y combate la aparición de estrías producidas por el embarazo, la lactancia o dietas de adelgazamiento. Muy efectiva.

Hipersensibilidad en el rostro.

Es otra de las consecuencias visibles del embarazo por lo que es normal que se irrite con facilidad. Se recomienda el uso de cremas calmantes hipoalergénicas. Por otro lado, a medida que va avanzando la gestación, se produce la hiperpigmentación de nuestra piel. Esto se traduce en la aparición de manchas en nuestro rostro, y resto del cuerpo (la línea nigra es otra de las consecuencias)  motivadas por la exposición a los rayos solares. Para evitar esto, es recomendable utilizar cremas protectoras de factor de protección solar alto.

Cansancio, retención de líquidos, ojeras.

En la fase final se suele producir retención de líquidos que hace que aumente el volumen de nuestro cuerpo, por lo que es recomendable vestir ropa holgada y cómoda. También se recomienda evitar el sedentarismo.

Es normal, en esta última fase, que sea más complicado conciliar el sueño. Dormir poco o mal genera bolsas y ojeras en nuestro rostro. Es recomendable el uso de cremas para poder disimularas.

Por lo tanto, el secreto para llevar un buen embarazo consiste en llevar una vida activa y cuidarse mucho. Próximamente escribiremos sobre la lactancia y su relación con la belleza. Permaneced atentas.



GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardar